Viernes 28 de Enero de 2022

BUENOS AIRES

14 de diciembre de 2021

Un argentino quiere hacer a los camioneros más eficientes, ya convenció a 20.000 y factura u$s 10 millones

Juan José Debuchy fundó Humber, una plataforma que conecta a transportistas con acopiadores.

Juan José Debuchy es ingeniero agrónomo. Oriundo de Trenque Lauquen, provincia de Buenos Aires, se crió en el campo y se recibió en la UBA. Mientras trabajaba en Bonterra, un pool de siembra con operaciones en su ciudad, observó una necesidad insatisfecha al momento de conseguir transporte de carga. "Cuando contrataba y cargaba un camión no tenía la información posterior de qué pasó con ese camión, si cargó o no los granos, por dónde está en el recorrido...", dice.

Como la tecnología existía, se le ocurrió el proyecto de Humber, en 2016, junto a un socio de ese momento que trabajaba con él en el pool de siembra, Javier Beverina. "Fue meternos en un rubro diferente. Tuve que entender cómo hacerlo, definir a quién apuntaríamos, si sería B2B o B2C, cosas que no sabía", cuenta. Hoy Humber es una plataforma digital que busca conectar a dadores de carga con empresas de transporte, con foco en el sector agropecuario. Permite una administración eficiente para las dos partes, desde el punto de vista de la facturación, la tarifa y la documentación de cada viaje, describe el fundador. "Es un sector (el de transporte de carga en el agro) que se maneja en papel todavía. La tecnología agrega un valor distintivo", destaca.

La plataforma conecta al dueño del camión que tiene lugar con los dadores de carga (empresas, acopiadores, productores). El dador publica el pedido del viaje, la tarifa que pagará y las condiciones, sin costo. "Esto parece sencillo hoy pero en el sector no se daba. El camionero tiene la aplicación mobile y puede elegir si toma ese viaje, sabiendo que las condiciones se cumplirán porque nosotros somos garantes de eso. Si necesita un adelanto de dinero Humber se lo da porque intermedia en la cadena de pago y luego se lo descuenta de la factura a cobrar", explica Debuchy.

Humber le cobra al camionero o a la empresa transportista un promedio del 7 por ciento del valor del viaje realizado por el servicio de haberlo conectado con la otra punta. "La métrica más importante son los viajes mensuales. En temporada alta de cosecha (entre abril y agosto, más uno de diciembre), llegamos a hacer 3000 viajes", indica.

 

La inversión inicial fueron fondos propios (US$ 40.000), más dos rondas de inversión posteriores que aportaron en total US$ 700.000 cuando el proyecto comenzó a rodar. La facturación proyectada para 2021 estará en los US$ 10 millones, con el objetivo de alcanzar los US$ 50 millones en los próximos tres años, afirma el fundador.

"Vemos que es más fácil crecer en el sector del agro en el que estamos antes de abrirnos a otras industrias, donde el sistema se podría aplicar. El agro es de dónde venimos y lo que entendemos. Incluso es más factible de replicar en otros países, porque mover un camión de granos en Brasil o Paraguay es similar a la Argentina en cuanto a las características y posibles complicaciones que puede tener", dice.

Humber compite con empresas tradicionales de logística pero no existe un servicio con foco en el agro como el de la plataforma, destaca Debuchy. "Tenemos más de 2000 empresas registradas como dadores de carga, con distinto nivel de uso (desde el intensivo a la que lo utilizó una sola vez). Y más de 20.000 transportistas registrados", detalla.

Con oficinas de soporte en Chaco, Santiago del Estero, Córdoba, Trenque Lauquen y San Antonio de Areco (provincia de Buenos Aires, donde está la sede principal), la firma emplea a 25 personas y apuesta al boca a boca entre los camioneros como fuente de crecimiento. "Queremos que tengan una buena experiencia y sean ellos los que nos lleven a crecer", concluye Debuchy.

 



COMPARTIR:

Comentarios