Viernes 28 de Enero de 2022

INTERNACIONAL

9 de diciembre de 2021

Ikea vende esta minicasa para gente que vive sola y se puede trasladar a cualquier parte del mundo

La propiedad tiene 25 metros cuadrados, ruedas y fue diseñada con materiales sostenibles

Vivir en menos metros cuadrados es una propuesta que cada vez gana más adeptos alrededor del mundo. Las minicasas, que empezaron como un movimiento social, hoy se convirtieron en una verdadera industria y ya son varias las marcas que se suman a la tendencia. Ahora, la multinacional sueca Ikea presentó “Tiny House”, una nueva casa con ruedas diseñada especialmente para personas que viven solas.

 

La empresa dedicada a la fabricación y venta de muebles, electrodomésticos y objetos para el hogar se alió con la compañía especialista en viviendas prefabricadas Escape y la agencia de publicidad Vox Creative para construir un modelo de casa prefabricada, “Tiny Home Project”. El interior estuvo a cargo del responsable de diseño de Ikea, Abbey Stark, que utilizó un estilo minimalista y colores neutros.

La vivienda móvil cuenta con solo 25 m², tiene ruedas para trasladarse y está diseñada para personas que vivan solas y se encuentren en constante movimiento, que apunten a llevar un estilo de vida nómada. La superficie de la casa está dividida en dos partes principales, dentro de las que se incluyen la cocina, el dormitorio, el baño y un salón comedor, además de una pequeña terraza. Tiene conexiones de luz y agua y se calienta con una estufa. La idea original fue de una joven sueca de 34 años miembro del club Ikea Family. Su objetivo inicial era vivir en la menor cantidad de metros cuadrados posible, mientras que el espacio fuese aprovechado de forma eficiente, que contara con los espacios principales de cualquier hogar y que cumpliera con todas las funciones básicas, igual que una vivienda convencional, pero permitiéndole desplazarse de un lugar a otro fácilmente. “Tiny Home Project” es un nuevo caso del avance en la construcción inmobiliaria sostenible, ya que emplea elementos como la estufa con combustión a base de madera o las paredes fabricadas con ese material. “Quería separarme a consciencia de las cosas que no necesitaba y conservar solo las cosas que son realmente importantes para mí. Además, aportar mi granito de arena al desarrollo de la construcción de edificios sostenible”, plantea la joven que ideó el proyecto. La línea que busca conservar lo esencial y desprenderse de las demás cosas se ve evidenciada en varios aspectos de la minicasa, que aprovecha al máximo el espacio de almacenamiento en cada rincón. Un ejemplo son las escaleras, que unen las plantas del hogar y cuyo espacio sirvió para colocar cajones de guardado. Entre los muebles que completan la vivienda, los creadores incluyeron algunos de los artículos más baratos de Ikea para reducir los costos, como por ejemplo una mesa desplegable de €159. Nada está librado al azar en esta pequeña casa: las paredes de madera natural combinadas con colores claros aportan un ambiente relajado y cálido en las estancias mientras que otros muebles en tonos oscuros como los cajones o armarios aportan contraste y profundidad al diseño, que aspira a encontrar un equilibrio.  

COMPARTIR:

Comentarios