Viernes 28 de Enero de 2022

PAÍS

8 de noviembre de 2021

Ahorro versus inflación: nuevos desarrollos aspiran a captar pesos y transformarlos en dólares-ladrillo

Las pocas posibilidades de dolarizar ahorros generaron que los emprendedores lancen propuestas pensadas para invertir en viviendas a estrenar y en cuotas

El cepo cambiario y la falta de alternativas para dolarizar los ahorros provocaron una reactivación de lanzamientos en el Real Estate en las últimas semanas. Los proyectos financiados en pesos están en auge y los condominios dominan entre las preferencias por quienes impulsan nuevas obras.

El llamado dólar-ladrillo se hace protagonista cuando quienes tienen pesos y no pueden comprar la divisa de EEUU para ahorrar, encuentran una opción de inversión en el sector inmobiliario. Alberto Fernández Prieto, presidente de Fernández Prieto & Asociados, destacó la operación como vehículo de ahorro. “La obra privada volvió a transformarse en un canalizador de los pesos que pueden estar en la economía sin muchas opciones de inversión y el sector de los desarrollos volvió al centro de escena luego de varios años opacado por las alternativas financieras”, explicó.

Esta compañía anunció la inversión de USDS 25 millones para la construcción de Distrito Colegiales, a la vez, que culmina The Link Towers en Puerto Madero.

El gobierno seguramente va a seguir recortando las opciones de acceso al dólar. “Los grandes beneficiados van a ser los desarrolladores que tengan un sistema de financiamiento en moneda local. Habrá más pesos y se volcaran al ladrillo como la opción indirecta para la compra de dólar. Es una tendencia aceptar pesos para financiar las obras que se levantarán desde el pozo en breve”, dijo a Infobae Gonzalo Bustos de FOT Libre.

“Los beneficiados van a ser los desarrolladores que tengan un sistema de financiamiento en pesos y se volcaran al ladrillo como opción indirecta para la compra de dólar " (Bustos)

Actualmente, según un relevamiento del Colegio de Escribanos de Buenos Aires, hay un promedio de 2.700 escrituras mensuales, un volumen muy bajo, en especial si se tienen cuenta que en CABA hay casi 10.000 martilleros matriculados. Hay un submercado de inversiones en pozo, que está activo, y una meseta muy marcada en el rubro del usado.

En distintos barrios

Este boom de construcciones se está dando no solo en los barrios consolidados sino también en otros, en crecimiento sostenido. como es el caso de Almagro, donde la firma Booho Developers está llevando adelante el proyecto Tenuta, que tendrá una inversión de 250 millones de pesos.

“Los proyectos en pozo que se venden en pesos son una alternativa de inversión muy buscada e interesante en el escenario actual, ya que no solamente son resguardo de valor de los ahorros, sino que también los dolarizan en el tiempo. Además, creemos que quienes tengan dólares guardados pueden invertir en unidades premium con precios mucho menores al de hace un par de meses. “Esto no quiere decir que los precios hayan bajado, sino que se han mantenido en pesos actualizados y lo que varió fue la cotización del dólar” describió Marcelo Buyo, gerente general de Booho Developers.

Entre las obras avanza, Qiub, un proyecto de usos mixtos ubicado en Palermo en la avenida Juan B. Justo al 1500. De la empresa BW Group que lideran Roberto Baylac y Ariel Wasserman. “Estamos instalando otra grúa en el sector de viviendas para ir más rápido. Ya estamos en el séptimo piso de las oficinas. Ahora empezamos a construir la torre. Con respecto a materiales innovadores estamos viendo que hay en el mercado, porque las dificultades para importar son cada vez más complejas; por eso estamos en el proceso de búsqueda y elección dentro del mercado nacional”, contó Baylac a Infobae.

En Qiub, las viviendas actualmente se comercializan en pesos y cuotas de 28 a 30 meses que se ajustan por el índice de la Cámara Argentina de la Construcción (CAC). “Estamos hablando de un precio por m2 de $ 450.000″, amplió Baylac.

En el Gran Buenos Aires

En lo que respecta a la provincia de Buenos Aires, el desarrollo está activo. Uno de los ejemplos es Spazios, que anunció una inversión de más de 3.500 millones de pesos para la construcción de cinco nuevos proyectos. El esquema de pago incluye un anticipo de USD 5.000 y cuotas desde $ 25.000 por mes.

Juan Manuel Tapiola, CEO de Spazios, comentó a Infobae las características del proyecto. “Es clave crear un sistema desde el sector privado con el apoyo de las autoridades nacionales, provinciales y municipales para que cada vez más personas puedan acceder a la vivienda propia. La obra privada es dinamizadora de la economía promoviendo inversiones, generando empleo y colaborando en la reducción del déficit habitacional”, señaló.

También en el corredor oeste, la firma COMASA llevó adelante una inversión de USD 30 millones para el desarrollo y anuncio de la última etapa de Vilanova Haedo, un condominio de 215 unidades con terraza, balcones con parrillas o jardines privados a un valor de venta de USD 1.800 el m2.

El público local busca salir del tejido urbano en busca de espacios verdes y a su vez, con el alza de los valores no pueden acceder al terreno y a la construcción de la casa propia, razón por la que el condominio le da una solución práctica”, detalló Bruno Martino, director ejecutivo de COMASA.

Con un stock de propiedades premium en baja debido a la escasez de lanzamiento entre 2019 y 2020, los principales desarrolladores salieron a recuperar el terreno perdido.

Manuel Valdés, gerente comercial de la constructora CRIBA, empresa que está con más de 10 obras en ejecución, brindó un consejo: “Recomiendo al público que estamos frente a una gran oportunidad para entrar en pozo ya que el valor de la tierra bajó y así su costo de incidencia en el precio. En la Argentina hay que aprovechar los ciclos y este es un buen momento porque el paradigma ha ido cambiando del famoso location location location al nuevo esquema basado en el timing, que significa saber en qué momento entrar”.

Como en todo año de elecciones, hay expectativas, desde el sector argumentan que el gran desafío pasa por consolidar esta alza de obras nuevas y generar un sistema de crecimiento a mediano y largo plazo, en donde el principal reto es el financiamiento del sistema bancario para que la gente pueda acceder al financiamiento hipotecario a 20/30 años.

 



COMPARTIR:

Comentarios