Sábado 22 de Enero de 2022

INTERNACIONAL

12 de octubre de 2021

El cambio climático afecta al 85% de la población mundial según estudio

Investigadores han encontrado que parte de la superficie terrestre del mundo ha sufrido impactos relacionados con el calentamiento global.

Cada día, los efectos del cambio climático siguen afectando al mundo, análisis de estudios publicados este lunes, afirman que podrían impactar al 85% de la población mundial. Un equipo de investigadores analizó cerca de 100.000 estudios publicados entre 1951 y 2018, relativos al calentamiento del clima, con la ayuda de sistemas informáticos.

“Tenemos pruebas demoledoras de que el cambio climático afecta a todos los continentes, a todos los sistemas” dijo a la AFP el autor del estudio, Max Callaghan.

Max Callaghan y otros investigadores del Instituto Mercator, basado en Berlín, establecieron un mapa del globo y cartografiaron los impactos del cambio climático. Ellos pudieron concluir que el 80% de la Tierra, que alberga el 85% de la población mundial, se ve afectado por estudios que prevén modificaciones de temperatura y precipitaciones vinculadas al calentamiento global.

Pero los impactos están menos documentados en los países pobres. Las tendencias en las precipitaciones y temperaturas en África podrían estar vinculadas al cambio climático, “pero no tenemos muchos estudios que documenten las consecuencias de estas tendencias”, explica Max Callaghan, que ve en ello un “ángulo muerto en nuestros conocimientos sobre los impactos”.

EL CAMBIO CLIMÁTICO AFECTA A LA VIDA HUMANA

Nature ha sacado una nueva investigación que evidencia de que el cambio climático ya está alterando la vida humana a escala global. Los científicos son cada vez más capaces de atribuir eventos como olas de calor y huracanes a las acciones humanas. En agosto, el Panel Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático de la ONU dedicó un capítulo completo a las consecuencias climáticas extremas de un mundo en calentamiento.

El costo que está pagando el ser humano es bastante alto, mencionan los expertos. En verano, cientos de personas en el noroeste del Pacífico murieron después de que una ola de calor abrazó la región. Además, más de 1 millón de personas en Madagascar corren el riesgo de morir de hambre a medida que una sequía histórica se transforma en una hambruna inducida por el clima; en el caso de Nueva York, las inundaciones catastróficas provocaron que los neoyorquinos se ahogaran en sus propios hogares, mientras que las inundaciones repentinas hicieron que se mueran los campos de refugiados en Sudán del Sur.

En una carta publicada el lunes, unas 450 organizaciones que representan a 45 millones de trabajadores de la salud llamaron la atención sobre la forma en que el aumento de las temperaturas ha aumentado el riesgo de muchos problemas de salud, incluidos problemas respiratorios, enfermedades mentales y enfermedades transmitidas por insectos. Uno de los artículos analizados para el estudio de Nature, por ejemplo, encontró que las muertes por enfermedades cardíacas habían aumentado en áreas que experimentaban condiciones más calurosas.

“La crisis climática es la mayor amenaza para la salud que enfrenta la humanidad”, decía la carta de las organizaciones de salud.

CRISIS CLIMÁTICA EN EL PERÚ

A pesar de que la Amazonía peruana aporta diversos servicios ecosistémicos a la humanidad como el agua, la biodiversidad y la captura de carbono, en los últimos veinte años, la expansión indiscriminada de los agronegocios a gran escala viene generando impactos negativos sobre los pequeños propietarios, las comunidades locales y los bosques.

La instalación de grandes plantaciones de monocultivos en los bosques amazónicos origina deforestación y afecta los derechos humanos y territoriales de poblaciones locales. Asimismo, genera pérdida de la biodiversidad y es fuente de emisión de gases de efecto invernadero, como el dióxido de carbono, a la atmósfera.

Un estudio de Oxfam llamado ‘Agronegocios y crisis climática en el Perú’ realizado por la bióloga e investigadora Annie Escobedo, cuantifica la pérdida de carbono almacenado producida por los agronegocios a gran escala, en los departamentos amazónicos de Loreto, Ucayali, San Martín y Huánuco.

Cabe señalar que en el marco del Acuerdo de París, Perú se ha comprometido a reducir el 40% de sus emisiones proyectadas al 2030. Para cumplirlo, deberá resolver el problema de la deforestación en el país, que se ha agravado en los últimos años debido a la implementación de grandes plantaciones de palma aceitera y cacao.

 



COMPARTIR:

Comentarios