Miércoles 19 de Enero de 2022

PAÍS

1 de octubre de 2021

Inversión: dólar minero vs dólar inmobiliario

Opciones para una Argentina con una economía cada vez más complicada

El presidente Alberto Fernández hace unas pasadas que “lo que necesita el país es emprendedores que arriesgan y dar trabajo, no de especuladores financieros que encuentran en inversiones cortas –bonos, títulos, acciones– lo que a otros les cuesta muchos años de sacrificio y esfuerzo trabajando”. Si instituciones, empresas y personas dispuestas a invertir en una acción, bono o letra no existirían emprendedores pidiendo financiarse para llevar a cabo sus ideas, productos y servicios. Tampoco el Estado podría financiar ni su gasto público ni su déficit fiscal. Un golpe discursivo con falsa realidad en los hechos.

El año pasado, en pandemia y con cuarentena estricta, el Presidente firmó un DNU que congeló los precios de los alquileres. Unos meses más tarde se sancionó la nueva ley de alquileres.

“Los pícaros que suben los precios no tienen cabida en la Argentina”, dijo Fernández, también el año pasado. En ningún momento hubo autocrítica por parte del Gobierno sobre el desequilibrio monetario y fiscal. El costo es la pérdida de valor del peso argentino en forma permanente.

La volatilidad en el precio de las criptomonedas es preferibles a la pérdida de valor del peso argentino

Pasemos todo en limpio.

Sobre el punto de los especuladores y financiamiento. Argentina tiene un sistema financiero respecto del PIB que es de los más bajos de América Latina. Apenas 29 por ciento. En Brasil esa cifra es de 51% y en Chile de 83%. Por eso menos emprendedores pueden financiarse en el mercado. Hay menos inversores dispuestos a arriesgar en un país sin reglas de juego claras y previsibilidad económica. Los inversores son los que el Presidente denomina “especuladores”. Cada vez hay menos y deciden irse a “especular” a otro país. Incluso prefieren hacerlo “apostando” a una empresa extranjera en el exterior a través de Cedears (instrumentos de renta variable en empresas que cotizan en la bolsa de otro país).

Sobre el punto de los alquileres. Se destruyó el mercado inmobiliario. Según Zonaprop, en los últimos doce meses el precio medio del alquiler (nuevos contratos) acumuló suba de 58,6%, por encima de la inflación que fue del 52 por ciento. Muchas ofertas se retiraron del mercado. Sin crédito hipotecario, inversores privados que construían para renta se retiraron del mercado local. Encontraron en Uruguay y Paraguay un mejor destino con mayor retorno y sin riesgo ni condiciones contractuales desfavorables para su inversión.

Sobre el punto inflación. Los argentinos sufren a diario una pérdida de su poder adquisitivo y valor de la moneda. No solo el dólar ha sido el refugio tradicional para reserva de valor sino que Argentina se encuentra en el TOP 10 de adopción de criptomonedas a nivel mundial, según Chainalysis. Es decir, la volatilidad en el precio de las criptomonedas es preferibles a la pérdida de valor del peso argentino.

En países emergentes, la opción de inversión en criptomoneda y minado comienza a ser muy habitual por la pérdida de valor de sus monedas, la elevada inflación y el envío de remesas.

Para ejemplicarlo tomamos el caso de inversión en minado y en un inmueble.

Para el caso de inversión de USD 139.100 en un departamento de 3 ambientes, de acuerdo a un informe de Cryptominingarg, se estimó una amortización de 50 años. Con un 7% de gastos de adquisición (inmobiliaria, escribanía e impuestos a los sellos, entre otros). También el valor fiscal para el cálculo de impuesto a los bienes personales, el 5% del ingreso mensual en concepto de administración de alquileres, un 0,5% de costo de mantenimiento anual prorrateado en 12 meses y un costo impositivo del 15% para el pago de Ganancias. El ingreso neto anualizado por la renta de ese departamento, sacando costos e impuestos, será de USD 1.248.

Para el caso de la inversión de minado en bitcoin, con una inversión inicial de USD 9.100 se estimó una amortización a 5 años. El equipo puede funcionar por tiempo ilimitado. Se contempló que la baja en rendimiento minero se ve compensada por la suba del activo es por ello que es constante el valor que genera. Se contemplan 2600 KWH de consumo, que da unos USD 55 de costo mensual, y el costo de conexión a internet por USD 17 mensuales. Como no se opera en la compra venta de criptomonedas no se contempla el pago de impuesto a las ganancias (no está gravado). Tampoco se contempla el pago de bienes personales. Sí se debe informar, pero no se tributa. El ingreso neto anualizado local por minería de Bitcoin, sin costos e impuestos, será de USD 8.712.

Cada vez son más los argentinos que no quieren realizar inversión productiva en el país porque el riesgo es muy grande, el retorno exiguo y volátil por cambio en las reglas de juego, hay alta presión impositiva, ciclos fluctuantes de la economía, fragilidad macroeconómica y alto nivel de regulación e intervención en el mercado, entre otros. No quieren invertir en un activo inmueble porque la nueva ley y regulación no es conveniente y la renta es la más baja de la historia. Por eso retiran su propiedad del mercado de alquiler, la ponen en venta y buscan invertir en otro lugar. Tampoco quieren al peso como reserva de valor sino que apuestan al dólar. Y prefieren el Bitcoin al peso a pesar del riesgo de su volatilidad.

 



COMPARTIR:

Comentarios