Miércoles 19 de Enero de 2022

INTERNACIONAL

29 de septiembre de 2021

Triple A recomendó reducir del 10 al 5 % los aranceles al acero y la Andi rechazó la medida

Camacol había enviado al Ministerio de Comercio una solicitud donde pedía que se desmontara el arancel del 10 % a las dos subpartidas del acero largo

Este 28 de septiembre se conoció que el Comité de Asuntos Aduaneros, Arancelarios y de Comercio Exterior, conocido como Triple A, recomendó reducir del 10 al 5 % los aranceles al acero largo para concreto, durante seis meses y con opción de prórroga por seis más.

De acuerdo con El Espectador, este pronunciamiento era esperado por los dos principales gremios del país: la Cámara Colombiana de la Construcción (Camacol) y la ANDI, pues estaban en una disputa por este tema.

Todo empezó cuando Camacol envió al Ministerio de Comercio una solicitud donde pedía que se desmontara el arancel del 10 % a las dos subpartidas del acero largo, usado en su mayoría para la construcción de vivienda.

El gremio dijo que la petición se hizo basada en la falta de acero y el encarecimiento que venía sufriendo este material.

Esta posición generó una disputa con los productores de acero nacional que aseguraron que desmontar esto aranceles llenará el mercado interno y sería un golpe económico a la industria colombiana, pues llegarían fuertes competidores como China y Turquía, recoge el diario.

Desde la ANDI dicen que Camacol quiere manipular los datos, pues ya el Comité Colombiano de Productores de Acero (CCPA) ha dicho que hay suficiente material para satisfacer la demanda interna del país.

La postura de Triple A contesta la solicitud de Camacol, pero representa una reducción temporal importante para dos subpartidas que, de acuerdo con datos del gremio en el primer semestre de 2021 sumaron más de US$134 millones CIF, lo que se traduce en 186.421 toneladas importadas

Esta medida de carácter temporal atiende la necesidad de encontrar un balance entre las peticiones de cada uno de los sectores productivos involucrados: construcción e industria siderúrgica. La recomendación del Comité Triple A busca disminuir el costo de los insumos de la construcción de viviendas y garantizar el abastecimiento de la materia prima para las obras de infraestructura de manera competitiva.

En el comunicado, el organismo dijo que es necesario reducir de manera temporal el arancel, “reconociendo las importantes inversiones en modernización tecnológica y capacidad instalada que ha hecho la industria siderúrgica nacional, para incrementar su producción y así poder atender la demanda creciente de estos productos”.

Esta posición hizo que la CCPA de la Andi se pronunciará y dijera que “durante el proceso de argumentación (en las audiencias de la Triple A) los productores colombianos advirtieron sobre los devastadores efectos que la medida tendrá sobre la industria. Esta decisión, que carece de sustento técnico, es un golpe a la inversión extranjera en el país, que en el caso del acero colombiano asciende a los US$620 millones en los últimos cinco años, incluyendo los $270.000 millones invertidos en la nueva planta en Palmar de Varela (Atlántico) de Ternium en plena pandemia, y además pone en riesgo más de 45.000 empleos directos e indirectos que dependen de esta industria”.

La Andi asegura que hay acero suficiente en el país

El Comité de Acero de la Andi negó que haya desabastecimiento de metales en Colombia para poder suplir la demanda. Según un comunicado de la Andi, en el periodo enero-agosto, la producción nacional de acero aumentó un 48 % lo que ha permitido acompañar el récord de iniciaciones anunciado por Camacol en el último mes.

“Para la industria colombiana del acero, conformada por Acerías Paz del Río Gerdau Diaco, Grupo Siderúrgico Reyna, Sidoc y Ternium, empresas del Comité Colombiano de Productores de Acero de la ANDI, es evidente que debido a la rápida recuperación de la producción, el país cuenta y contará con el abastecimiento para garantizar los incrementos de la demanda del sector construcción, hecho que se soporta en la capacidad instalada de 2,6 millones de toneladas, suficientes para abastecer la demanda actual y proyectada para 2022 y 2023″, aseguró la agremiación en un comunicado.

Según la Andi, los inventarios de acero en toda la cadena productiva han aumentado significativamente, al tiempo que los despachos han caído un 10 %, inclusive empezando a forzar la caída del precio.

En el periodo enero-agosto del 2021 se registraron cifras récord de iniciaciones en el sector vivienda, con 116.967, un crecimiento del 51 % comparado con el año anterior, lo que confirma la disponibilidad de acero en el mercado nacional.

Así mismo, aseguró que el país cuenta con suficiente oferta de acero en todo el territorio nacional, registrando un crecimiento del 57 % en comparación con el año anterior, lo cual ha sido posible gracias al aumento del 48 % en la producción nacional y a las importaciones, las cuales reflejan incrementos del 82 % a julio de este año, según cifras preliminares.

 



COMPARTIR:

Comentarios