Sábado 22 de Enero de 2022

PAÍS

27 de septiembre de 2021

Construcciones amigables con el medio ambiente, eje de los edificios post COVID-19

Las propiedades que vienen tendrán mayores superficies libres y terrazas verdes. Se hace hincapié en el ahorro energético y certificaciones sustentables. Los precios oscilan entre 67.000 y 350.000 dólares, desde monoambientes a 3 dormitorios

No hay certezas de cuando culminará la pandemia, pero quienes trazan proyectos de Real Estate a largo plazo estiman que cuando se inauguren los edificios que están en obras o próximos a iniciarse con inauguraciones estimadas para 2023, la campaña de vacunación haya domado totalmente al virus.

Mientras tanto, emprendedores focalizan sus estrategias sobre los edificios post COVID-19, que se construyen con eje sustentable y básicamente amigables con el medio ambiente. Adaptados a las necesidades que arribaron de la mano de la pandemia.

Entre las propuestas, Distrito Colegiales, sobre las calles Moldes y Aguilar, se pensó con la presencia de muchos metros cuadrados que dan al aire libre tanto en las unidades como en áreas comunes.

Florencia Borda, gerente comercial de Intelligent, empresa que junto con G&D Developers y Fernández Prieto son los encargados de desarrollarlo, dijo a Infobae, que, “lo pensamos antes de la pandemia, pero tuvimos que adaptarlo a la post pandemia. Creemos que las construcciones deberán tener importantes espacios comunes abiertos, ambientes con muy buena iluminación natural y ventilación, y deberán estar pensados con todas las comodidades y accesibilidades”.

“Tuvimos que adaptar el edificio a la post pandemia. Creemos que las construcciones deberán tener importantes espacios comunes abiertos, ambientes con muy buena iluminación natural y ventilación” (Borda)

Los desarrolladores debieron pensar más en lo que ofrecerán para captar a una demanda exigente. Informaron a Infobae que el enfoque cambió y más que nunca hay que generar bienestar, haciendo eje con la creciente búsqueda del contacto con la naturaleza y confort de los hogares, en los que cada vez se pasa más tiempo.

“Tratamos de edificar departamentos que prioricen el cuidado del medio ambiente y mantenimiento conveniente, gracias al ahorro de energía, y la fusión entre naturaleza y ciudad, con espacios verdes en cada unidad y en ubicaciones privilegiadas que combinan buen acceso a comercios, escuelas, vida nocturna y espacios naturales”, dijo a Infobae Federico Villambrosa, socio de la desarrolladora Löwe.

“Se trata hacer departamentos con hincapié del cuidado del medio ambiente, ahorro de energía, con espacios verdes en cada unidad y en ubicaciones que combinan buen acceso a comercios” (Villambrosa)

Dentro de las construcciones que vienen están quienes llevan adelante obras que permitan certificarse específicamente en cuestiones ambientales y sustentables.

Entre ellos el edificio Qiub, desarrollado por el BW Group, sobre la Avenida Juan B. Justo y Honduras (con calle interna y también salida hacia Humboldt), aspira a obtener la calificación LEED Gold.

 

“Eso significa que va a tener ahorros de energía, dispondrá de vidrios especiales para no gastar tanto en aires acondicionado, tendrá muchos lugares para bici-friendly (guardado de bicicletas), cocheras que permitirán cargar los autos eléctricos y otras cuestiones técnicas. Cómo se trata de un proyecto mixto, hoy muchas empresas exigen estas certificaciones para ocupar los espacios laborales que vendrán”, dijo a Infobae Ariel Wasserman, que junto con Roberto Baylac, lideran la compañía que edifica la propuesta en Palermo.

Qué no puede faltar en un edifico post COVID-19

Los especialistas argumentan que la demanda también prioriza unidades que hacen foco en el cuidado del planeta. Era una tendencia, pero la pandemia aceleró el gusto por privilegiar propiedades que ofrezcan ventajas eficientes energéticamente además de la calidad constructiva.

“En nuestro caso, pensamos en un edificio que tendrá muchos lugares para bici-friendly (guardado de bicicletas), cocheras que permitirán cargar los autos eléctricos y otras cuestiones técnicas” (Wasserman)
“Las carpinterías de doble vidrio hermético favorecen la aislación térmica, y los ambientes están pensados para favorecer las entradas de luz natural en función de las distintas orientaciones que tienen las unidades, entre otros detalles. Queremos facilitar todo lo que contribuya a lo sustentable. Los bicicleteros para cada una de las unidades son un ejemplo de eso, dispondrán de cerradura electrónica, equipos de aire acondicionado frío calor instalados y grupo electrógeno”, contó Borda.

Los expertos coinciden en que los próximos edificios se van a parecer más a casas, construcciones pensadas en base a la ubicación, a su entorno. En los cuales la tecnología puesta al servicio del hogar y los habitantes será clave, y por ejemplo, los sistemas permitan el monitoreo de la seguridad y climatización desde el celular, ahorro de gastos fijos y expensas bajas.

Vilambrosa, comentó, que, “en Lumen Vicente López en particular, la innovación también está en el sistema de bombas de calor alimentados por los paneles solares para darle luz al edificio, alimentar la energía del ascensor y espacios comunes. Actualmente viven 14 familias que tienen un consumo de luz que totaliza cerca de $ 10.000, el equivalente a lo que podría pagar 1 casa. Esto se pudo lograr gracias a la tecnología, al apoyarse en el sol como la gran herramienta para brindar energía natural”.

Lumen Bosques, contará con terrazas verdes en cada departamento generando un ambiente que impacte en la temperatura del edificio. Recurso que permite recalentar el agua de lluvia, las plantas absorben el rebote solar, no se calienta el edificio y eso posibilita un menor consumo de energía por aire acondicionado.

El factor parilla, excluyente

Qiub, es una propuesta multifunción, actualmente se levanta el cuarto piso de las oficinas y el tercer subsuelo de los estacionamientos. Tendrá 16.000 m2 de áreas corporativas y 3.000 m2 de viviendas, más locales comerciales en la planta baja.

Baylac, puntualizó, que “hubo que armar amenities al aire libre para que la gente pueda trabajar, hacer presentaciones, también diseñamos un área de coworking en el lobby del edificio. Cada departamento, por su parte, tendrá un espacio de home office, y entre los amenities están la piscina, gimnasio y una importante área de parrilla, pensada para el esparcimiento, algo muy valorado desde que llegó la pandemia”.

Poder tener espacios que sean multifuncionales como el rooftop (sector que se diseña en la terraza, cerca del área de las parrillas, solárium y tiene barra para tragos) y el SUM, son claves tanto para realizar alguna actividad de esparcimiento, como puede ser una clase de yoga; o bien para disfrutar de un encuentro al aire libre con amigos en el propio lugar, sin necesidad de moverse de casa.

“En Distrito Colegiales hicimos ese diseño para brindar más oportunidades a los propietarios. Es un condominio con dos torres de 9 pisos cada uno, con 212 unidades de 1, 2 y 3 ambientes. Entre lo diferencial, ofrecerá un WareHouse (espacio para almacenar productos), donde las compras que realicen los que habiten el lugar podrán a cualquier hora recibir comidas frías y congeladas y mantenerlas a temperatura hasta que lleguen a casa”, explicó Borda.

Valores

En Qiub, las viviendas actualmente se comercializan en pesos y cuotas de 28 a 30 meses que se ajustan por el índice de la Cámara Argentina de la Construcción (CAC). “Estamos hablando de un precio por m2 de $ 450.000″, dijo Wasserman.

Distrito Colegiales propone unidades en preventa, con cuotas en pesos, y se pueden adquirir con un anticipo del 30% y 36 cuotas hasta la posesión. También se ajustan por el índice CAC. Los monoambientes parten desde USD 67.000, los de 2 ambientes desde 135.000, y los de 3 ambientes desde 190.000 dólares.

Por su parte, Lumen Bajo Belgrano, ofrece viviendas desde 60 a 110 m2 y cotizaciones desde 160.000 a 360.000 dólares.

 



COMPARTIR:

Comentarios