Miércoles 19 de Enero de 2022

INTERNACIONAL

14 de septiembre de 2021

La energía solar vuelve a tomar protagonismo en los autos sustentables

Los vehículos solares parecían no tener futuro, a pesar de ser una fuente natural e inagotable de energía, Sin embargo, el concepto renace gracias a la combinación con los vehículos eléctricos

Desde que los movimientos ambientalistas obligaron a los organizadores del Salón Internacional del Automóvil alemán, a dejar la sede de Frankfurt después de 70 años de existencia, el cambio a su nuevo huésped, Múnich, no solo significó un cambió de sede, sino también de concepto. Ahora se llama IAA Mobility, y mucho más allá de ser una exposición del automóvil, como su nombre lo dice, se trata de un espacio para la nueva movilidad, en la que entran autos, por supuesto, pero también bicicletas, motos, patinetas y otras ideas, pero todas, con una mirada sustentable y ecológica.

Entonces, una vez que los flashes dejaron de hacer notar las estrellas de la muestra, empiezan a aparecer actores de reparto, y algunos tienen cosas interesantes para mostrar.

En este caso se trata de un vehículo utilitario, pequeño, de tres ruedas, pero cuya mayor distinción es que se propulsa gracias a la energía fotovoltaica, es decir, energía solar.

Su nombre es Sunny EV, que significa básicamente Vehículo eléctrico solar, y en su nombre detectamos todo lo que representa sus características básicas. Es eléctrico pero carga energía del sol. Lo fabrica Bako Motors (BM), una pequeña empresa de origen tunecino-alemán, que se ha creado con la finalidad de producir vehículos urbanos de transporte liviano y sustentable.

 

El concepto es obtener energía a través de paneles solares ubicados en el techo del auto, gracias a los cuáles el Sunny EV podría lograr una autonomía de unos 50 km. A su vez, también dispondrá de una batería de iones de litio de 48 V que aportaría otros 100 km de autonomía adicionales.

Abriendo una persiana, la caja trasera podrá llevar hasta 350 kg de carga, una cifra bastante buena teniendo en cuenta que está apoyado solo en una rueda delantera, y si bien la carga va detrás, no debe ser sencillo repartir esfuerzos al momento de doblar. Pero entonces aparece un factor clave. La baja energía que puede tener, determina también muy baja velocidad, por lo que la transferencia de pesos a esa rueda delantera, no debería ser un problema muy grande.

Del diseño interior poco se sabe, pero siendo un vehículo pensado para repartos urbanos, no hace falta demasiado confort. Aunque haya dos espacios, probablemente tenga solo un asiento, alguna pantalla LED con un navegador, un equipo de audio para conectar incluso un teléfono celular y lo básico para la utilidad que fue pensado. Eso le permitirá ser menos pesado y por lo tanto más eficiente, y también menos costoso para adquirir, aunque todavía no tiene un precio oficial.

De cualquier modo, parece ser una mejor opción que un ciclomotor, una moto o bicicleta en cuestiones relacionadas con las incliemencias del tiempo y de la seguridad vial. Pero más allá de la estética de estos renders digitales, lo interesante del concepto de este Sunny EV, es el retorno a la idea de la energía fotovoltaica asociada a la eléctrica.

De hecho, como el Lyghtyear One, el auto holandés que rompió el récord de autonomía en julio pasado recolectando energía solar para alimentar las baterías de litio que lo impulsan, esta es quizás una de las mejores formas de conseguir energía eléctrica verde. No es un auto solar ni eléctrico, sino ambas cosas combinadas.

 



COMPARTIR:

Comentarios