Miércoles 19 de Enero de 2022

INTERNACIONAL

9 de septiembre de 2021

Crece la inquietud en China por el derrumbe de Evergrande, la inmobiliaria más endeudada del mundo

La empresa, que emplea a 200.000 personas y genera indirectamente 3,8 millones de puestos de trabajo, sufrió la segunda rebaja de su calificación crediticia en dos días. Su cada vez más probable quiebra podría tener un grave impacto en la economía número dos del mundo

El asediado gigante inmobiliario chino Evergrande sufrió el miércoles una segunda rebaja de su calificación crediticia en dos días, lo que generó temores de que la empresa más endeudada del mundo incurra en incumplimiento y haga que sus acciones caigan por debajo de su precio de cotización de 2009.

La firma que cotiza en Hong Kong ha acumulado una montaña de pasivos por un total de más de 300 mil millones de dólares después de años de préstamos para financiar un rápido crecimiento y una serie de adquisiciones de bienes raíces, así como otros activos, incluido un equipo de fútbol chino.

Pero la empresa ha luchado en los últimos años para pagar sus deudas y las restricciones al crédito para los promotores inmobiliarios por parte de Beijing, que temía una burbuja inmobiliaria, han hecho que sea aún más difícil recaudar efectivo, lo que alimenta la preocupación de que se declare en quiebra.

Muchos analistas advierten que tal evento podría tener un impacto grave en la economía número dos del mundo. Evergrande es uno de los mayores grupos privados chinos, con cerca de 200.000 empleados directos y 3,8 millones indirectos, según la empresa. Es, a su vez, uno de los principales promotores inmobiliarios de China, con una presencia reivindicada en más de 280 ciudades. Su presidente, Xu Jiayin es la quinta fortuna del país, según la consultora especializada Hurun.

Por eso, su eventual quiebra arrastraría a ciento de otras empresas acreedoras. Recientemente, subcontratistas y proveedores se quejaron de que no les han pagado.

Las acciones de la compañía se han derrumbado alrededor del 75 por ciento solo este año

Las preocupaciones aumentaron el miércoles cuando Fitch redujo la calificación de la empresa a CC, reflejando su opinión de que “un incumplimiento de algún tipo parece probable”.

“Creemos que el riesgo crediticio es alto dada la escasez de liquidez, la disminución de las ventas contratadas, la presión para abordar los retrasos en los pagos a proveedores y contratistas y el progreso limitado en la venta de activos”, agregó Fitch Ratings en un comunicado.

La medida se produjo un día después de que Moody’s redujera drásticamente su calificación, lo que indica que es “probable, o muy cerca, un incumplimiento”, mientras que Goldman Sachs recortó las acciones de neutral para vender.

La noticia hizo que las acciones de la firma cayeran más del tres por ciento a tan solo 3,46 dólares de Hong Kong, por debajo del precio de oferta pública inicial de 3,50 dólares de Hong Kong. Sin embargo, se recuperó para cerrar un 3,9 por ciento a 3,71 dólares de Hong Kong.

Pero las acciones de la compañía se han derrumbado alrededor del 75 por ciento solo este año.

La semana pasada, el grupo dijo que sus pasivos totales habían aumentado a 1,97 billones de yuanes (305.000 millones de dólares) y advirtió sobre los riesgos de incumplimiento de los préstamos.

Beijing califica a Evergrande de “rinoceronte gris”, término que define a una gran empresa con un endeudamiento alarmante y que presenta un riesgo financiero sistémico.

 

Por eso, los analistas creen que, independientemente de los problemas del grupo, el régimen de Xi Jinping probablemente no permitiría que un gigante semejante se estrelle contra la pared, sino que lo presionaría para reducir la deuda.

La empresa recientemente ha sido objeto de una venta de activos, incluida la venta de participaciones en participaciones como una empresa de Internet que cotiza en Hong Kong, un banco regional y una empresa inmobiliaria en el país. Mientras tanto, los informes han dicho que está considerando la venta de su sede en Hong Kong y una gran parcela de tierra en la ciudad en pérdida.

Sin embargo, las autoridades aún no han aclarado cuáles son sus planes para la firma.

Diversificación descontrolada

Además de por las inmobiliarias, Evergrande es conocida en China por su club de fútbol, el Guangzhou FC (conocido antes como Guangzhou Evergrande), que entrena el campeón del mundo italiano, el ex futbolista Fabio Cannavaro.

Un proceso de diversificación que, desde hace unos años, llevó a la empresa a invertir en sectores muy diferentes.

Presente en el floreciente mercado de la alimentación y el agua mineral con Evergrande Spring, también creó parques de ocio para niños, que deseaba fueran “más grandes” que los de su rival, Disney.

También está presente en el turismointernettecnología digital, seguros, salud... e incluso el coche eléctrico. Fundada en 2019, la empresa Evergrande Auto tenía como objetivo relanzar el grupo, revolucionar el sector y rivalizar con el estadounidense Tesla. Pero dos años después, la empresa no solo no comercializa ningún vehículo, sino que perdió la mitad de su valor hace unas semanas.

 



COMPARTIR:

Comentarios